Select Page

El Ministerio de Salud (Minsa) en coordinación con el Ministerio de Justicia (Minjus) y el Instituto Nacional Penitenciario (INPE) inauguran en la cárcel de Aucallama los ambientes para el tratamiento de las personas privadas de su libertad que tienen  Tuberculosis (TBC) en el centro de salud del penal de Aucallama en Huaral.

El penal de Aucallama es el primero de 12 establecimientos penitenciarios que mejorarán sus servicios de salud, como parte de un proyecto conjunto entre el Minsa y el INPE que cuenta con un financiamiento de 4,5 millones de dólares provenientes del Fondo mundial para la lucha contra el VIH/Sida, la tuberculosis y la malaria (FMSIDA).

El viceministro de Prestaciones y Aseguramiento en Salud del Minsa, Dr. Henry Rebaza, Iparraguirre asistió a la ceremonia de inauguración de estos nuevos ambientes en representación del ministro de Salud, Dr. Abel Salinas, y se mostró satisfecho por el esfuerzo multisectorial para enfrentar esta enfermedad que afecta a un aproximado de 2400 internos a nivel nacional.

Destacó la labor coordinada entre el Minsa y el INPE para humanizar la atención a los pacientes que se encuentran recluidos en los penales. “Esto dignifica la acción sanitaria en los penales porque la salud es un derecho para el ejercicio de la ciudadanía”, subrayó.

El proyecto de ampliación del centro médico del penal de Aucallama utilizó el área total del pabellón 6. En dicha área se instaló el Servicio de aislamiento respiratorio, con 28 camas simples y 12 hospitalarias, para el monitoreo de los internos con TB. Además cuenta con un consultorio médico y enfermería.