Select Page

La Policía Nacional realizó desalojo en la avenida Perú, distrito de Santa María. Provincia de Huaura.

Este proceso que se viene arrastrando desde el 2011 y culminadas las conversaciones el desalojo se realizo el día de hoy.

El abogado no presento documentos sustentatorios en el juicio para poder reclamar la posesión de los moradores y al final el juez es competente para la diligencia que se esta realizando, comunico el policía a cargo.

Tras agotarse el primer tramo que es el dialogo, la conversación, exhorto a que se retiren en forma pacifica, en presencia del juez, el propietario la parte demandante y se tiene ha bien la diligencia se ejecute antes de evitar consecuencias, por el bien de la salud de ustedes, refirió nuevamente la autoridad policial.

Un grupo de personas se resisten a abandonar su viviendas de manera pacifica y los agentes policiales se dirigen dando disparos, cumpliendo con una orden judicial,  en el cual se vieron en un enfrentamiento siendo los mas afectados los niños expuestos por sus propios los padres.

Los pobladores han asegurado que han sido estafados y lo han reconocido, se agoto el dialogo y la policía a tenido que ir a la fuerza.

Las bombas lacrimogenas fueron lazadas hacia los techos de estas viviendas siendo afectadas vecinos cercanas que no tienen nada que ver en estos problemas.

Se detuvo a dos personas y fueron llevadas a  la dependencia mas cercana por tratar de hacer volar el balón de gas, también hubo presencia de la ambulancia para auxiliar a personas afectadas.

Con ayuda de la maquinaria  pesada se inicio el derrumbe de todas los predios que han sido involucrados.
Casas de material noble, casas de adobe , algunos moradores obstaron por retirar lo poco que les quedaba.

Como podemos ver también fue afectada una ferretería donde los dueños pidieron un poco de tiempo para poder desalojar sus materiales.

Se espera que alguna autoridad se presente para ver el caso de las personas que prácticamente dormirían en la calle, personas de la tercera edad afectadas, niños asustados llorando, triste situación en la que quedan los pobladores.